“Al que se orienta hacia la vida salesiana, se le ofrecen el ambiente y las condiciones adecuadas para que conozcan su vocación y madure como hombre y como cristiano. Inmediatamente antes del noviciado, se requiere una preparación especial, para reflexionar seriamente sobre la opción vocacional y comprobar la idoneidad necesaria para comenzar el noviciado”. Constituciones SDB. #109.
LA VERDAD

Oremos por los Sacerdotes